¿Puede una empresa morir de éxito?

En muchas ocasiones hemos escuchado la expresión “morir de éxito“, y lo primero que pensamos es que es imposible que en una empresa pueda suceder, pero es posible, sino se cambia la situación drásticamente.

Buceando en el concepto de “morir de éxito”

La expresión morir de éxito se refiere a la incapacidad que tiene una empresa de asumir un incremento sustancial y sostenido en sus ventas, comenzando a tener problemas graves para hacer frente a esta situación. Pero se puede morir de éxito por otras muchas razones.

El incremento de las ventas puede venir ocasionado por campañas de publicidad en redes sociales, en Amazon o en buscadores, pero también por una campaña viral, o por campañas con influencers.

Bien es cierto que este éxito bien gestionado, puede hacer que la empresa pueda seguir creciendo, tanto en su estructura como en su organización. Pero si el crecimiento es desproporcionado, y sin una planificación previa, puede poner contra las cuerdas la viabilidad del negocio.

La viabilidad puede peligrar si hay que hacer una contratación urgente de varios empleados, pero mientras tanto hay que seguir con la actividad normal. Esto ocasiona que apenas haya tiempo para formar a estos nuevos trabajadores.

Estos nuevos trabajadores pueden cometer los mismos errores que están incurriendo el resto de empleados, haciendo que el problema se generalice, sin poder poner freno a esta grave situación.

Pero también puede suceder al ser necesario ampliar las instalaciones, cambiar de almacén para tener más espacio, comprar nuevas máquinas, pedir un préstamo para abrir otra oficina… Todas estas circunstancias, pueden producir que los problemas se generalicen, ahondándose aún más en ellos.

Es difícil cambiar el panorama cuando una empresa se acerca al borde del precipicio, y sino se toman decisiones oportunas y drásticas, la solución puede llegar demasiado tarde. En ocasiones, es necesario apartar al CEO, reestructurar la deuda o cambiar de proveedores.

puede una empresa morir de exito

¿Cuándo hay que empezar a preocuparse y pasar a la acción?

Es complicado decidir el momento exacto en que comienzan los problemas, pero hay algunas señales a tener en consideración.

Algunas de ellas son:

  • No se puede hacer frente a la demanda de los clientes de forma recurrente.
  • Existen roturas de stock de forma frecuente y nos cuesta solucionarlo.
  • Se ha tenido que reducir la inversión en publicidad porque los pedidos que entran diariamente son excesivos e inabarcables.
  • A pesar de contar con más empleados, se sigue teniendo problemas para estar al día con el trabajo que hay que sacar adelante.
  • Cuidado con clientes troll. Estos únicamente se dedican a generar problemas y a exigir mucho más de lo que tienen contratado. Generan con ello estrés y malentendidos, amplificando los problemas.
  • La empresa empieza a tener problemas de liquidez y el endeudamiento comienza a ser excesivo.

Puede parecer difícil que se produzca esta tensa situación, y que una empresa tenga que echar el cierre por esta cuestión, pero es cierto que sucede en muchos casos. Ahí radica la importancia de tomar buenas decisiones. Estas decisiones se deben tener en cuenta tanto cuando el negocio no termina de despegar, como cuando comienza a arrasar. Todo por la supervivencia futura de la organización.

Ejemplos en sectores que hemos visto morir de éxito

Podemos observar ejemplos de morir de éxito en diferentes sectores, y vamos a analizarlos para poder entenderlos mejor, porque en cada caso, la situación que lo desemboca es diametralmente diferente.

Turismo

Muchos han sido los países y ciudades que han tenido un auténtico boom en los últimos años, hasta que llegara la pandemia del Covid-19.

Ciudades como Venecia, Barcelona o Nueva York, han visto su cifra de turistas incrementarse de forma considerable. Pero este aumento no ha ido en proporción del número de hoteles y alojamientos hoteleros, apoyándose en muchos casos en alquileres privado, como AirBnb u otras. Esto ha supuesto que muchas zonas del centro de las ciudades hayan subido precios. Con todo ello, los alquileres de esas zonas hayan comenzado a ser inabarcables para los ciudadanos. Estos ciudadanos han sido desplazados a vivir en las afueras de las metrópolis.

Apps de productividad

En el año 2020, las aplicaciones de videollamada Zoom y Teams se han visto desbordadas. El éxito ha sido incontestable, pero las quejas asociadas con el servicio no se han hecho esperar.

Las quejas sobretodo se han producido por la falta de privacidad que otorgan estas herramientas, pero también porque el servicio se haya cortado en innumerables ocasiones. En ocasiones, es difícil contrastar si el problema es de nuestra conexión, de la herramienta en cuestión o de nuestro ordenador. Pero el menoscabo de su credibilidad y reconocimiento público puede verse afectado drásticamente.

Tecnología

En este caso, el sector es tremendamente volátil, y la ferocidad de las marcas chinas ha hecho mella a las empresas españolas que intentaron hacerse un hueco en el mercado.

Muchas empresas de smartphones españoles no han conseguido sobrevivir al poderío de Apple, Samsung, Huawei, Xiaomi y otras muchas. Wolder, Blu:sens, MyWigo, Edioom y BQ no han podido competir contra estas multinacionales y han tenido que hincar la rodilla, a pesar de saborear el éxito en sus comienzos.

Problemas relacionados con la liquidez o la incapacidad de asumir las innovaciones del sector hicieron daño a estas empresas, haciéndolas tremendamente vulnerables ante estos gigantes tecnológicos sin sentimientos.

puede una empresa morir de exito

Como bien hemos comprobado, es cierta la expresión “morir de éxito”. Es fundamental andar con pies de plomo tanto cuando las cosas no terminan de arrancar como cuando el crecimiento parece imparable, porque se puede torcer de manera imprevista y definitiva.

¿Crees que es complicado que una empresa pueda morir de éxito?

¿En la actualidad, con el contexto digital, es más fácil que una empresa pueda morir de éxito?

Más información relacionada con el concepto de morir de éxito

El ejemplo de empresa que muere de éxito

La montaña rusa de Blusens: de ser la gran promesa tecnológica gallega a las denuncias y tribunales

‘Flappy bird’ muere de éxito

Los Javis han vivido el mejor año de su vida pero corren el riesgo de morir de éxito

El Amancio Ortega vietnamita que devoró a BQ, la última marca de móviles española

Tu empresa puede morir de éxito, como les pasó a ellos

Deja un comentario