Champions League, negocio total

Champions, negocio total

Una de las sesiones de Marketeros Nocturnos, concretamente la del martes 3 de Mayo, estuvo dedicada a una de las competiciones deportivas más importantes del mundo, la Champions League, y después de una semana decisiva en la que dos equipos españoles ha llegado a la final de Milán, el Real Madrid y el Atlético de Madrid, y todo lo que esto supone para el marketing, me he decidido a dedicar un post a este evento futbolístico planetario.

Los patrocinadores actuales de la Champions son los siguientes: Master Card, UniCredit, PS4, Pepsi, Lays, Nissan, Gazpron y Heineken, es decir, algunas de las multinacionales más importantes del mundo, todas ellas pertenecientes a mercados completamente diferentes, pero complementarios en algunos casos, y enfocados en el aficionado al que le gusta ver los partidos en bares o en su propio hogar, no para para aquellas personas que se dedican profesionalmente al deporte de élite, y en la que en la mayoría de ocasiones, no van a poder consumir ni patatas fritas, ni refrescos o cervezas.

Desde sus comienzos en los años 50, muchos cambios se han producido en esta competición del mundo del fútbol, por ejemplo, en cuanto a los derechos de emisión de la Champions League en televisión; en la actualidad, la oferta ganadora fue la de TV3 y el grupo Atresmedia, que ascendió a una cantidad aproximada de 40 a 50 millones de euros por temporada. Unos derechos adquiridos para las próximas tres temporadas (2015/16, 2016/17 y 2017/18). Recordar que estos derechos, junto con los de emisión de la LFP también los posee Movistar+ para su emisión en pago.

Otra de las empresas que ha sido noticia debido a la Champions ha sido Booking, que ha tratado de hacer negocio gracias a la final de Milán, ya que muchos aficionados que habían reservado una habitación para el fin de semana en que se celebra la final de la Champions, han recibido la comunicación de que se están anulando sus reservas argumentando “problemas con las tarjetas de crédito”, para así poder poner a la venta unas habitaciones que en estos momentos valen 4 o 5 veces más, un negocio muy turbio que esperemos que se aclare cuanto antes.

Champions, negocio total
Pero aparte de patrocinadores, televisiones, empresas de hostelería, son muchos más los actores que intervienen en un negocio que mueve millones de euros al año. Los equipos de fútbol que intervienen en la máxima competición futbolística de Europa tienen unos altos ingresos ya tan sólo por clasificarse para participar en el torneo, y cuanto mayor sea el recorrido del club en la competición, mayores serán los ingresos que percibirán. Otro de los negocios es el merchandising que se comercializa gracias a la máxima competición intercontinental.
Para los propios futbolistas, también sirve para incrementar su fama y reconocimiento en todo el continente, para que ojeadores de otros equipos de Europa se fijen en ellos y si tienen un recorrido destacado, a final de temporada puedan recibir una interesante oferta para fichar por dicho club.
En conclusión, el fútbol sigue siendo un deporte de masas, todavía machista, pero en constante evolución, en el que las cifras que se mueven son realmente extraordinarias, en el que la repercusión en redes sociales es espectacular y en el que las oportunidades de negocio son todavía enormes.


¿Qué otras fuentes de ingresos podría utilizar la Champions League?


¿Por qué el fútbol y el marketing tienen una relación tan singular?



Algunos tweets destacados de la sesión de #MarketerosNocturnos dedicada a la Champions League:

Más información

Sin hotel para la Champions gracias a Booking

8 cosas a conocer sobre la UEFA Champions League

Página web oficial Champions League

Piqué y Periscope, un matrimonio perfecto

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *