Perfiles profesionales en redes sociales

Tener perfil en las redes sociales es fundamental para dar visibilidad a tu marca personal y profesional. Sin embargo, no todo el mundo tiene tiempo y/o conocimientos para gestionarlas bien y lograr resultados.

En este artículo te voy a explicar cómo lo hacen los directivos de las grandes empresas, los de las pymes y los autónomos. ¿Están en todas las RRSS? ¿Crean ellos mismos los contenidos? ¿Qué publican?

Te lo contaré desde mi experiencia como secretaria de dirección en multinacionales y así aporto una visión diferente, que quizás te sorprenda en algún punto del artículo. 

He generalizado porque, como lector del blog de Álvaro y participante activo de Marketeros Nocturnos, ya sabes que “hay de todo en la viña del Señor”.

Redes Sociales de los CEOs y equipo directivo de grandes empresas

Las grandes empresas tienen sus webs y redes sociales gestionadas por el departamento de comunicación. El problema es que la mayoría de sus contenidos son tipo “somos empresa líder a nivel mundial”, “nuestros productos/servicios son los mejores del mundo mundial”, alguna novedad sobre la empresa como nombramientos directivos o lo socialmente responsables y ecológicos que son.

Es decir, contenido manido, aburrido y encorsetado en un lenguaje lleno de tecnicismos y en Spanglish, que no aporta nada al usuario y a veces incluso no entiende. 

Sin embargo, las publicaciones del CEO y el resto del equipo directivo en redes sociales generan un toque humano. Ponen cara a la empresa. Así se mejoran los resultados de las estrategias de comunicación corporativa

¿Están los directivos en las redes sociales?

Según un estudio de Brunswick, el 44% de los directivos de empresas líder a nivel mundial tienen cuenta en LinkedIn y el 15% en Twitter.

¿Qué pasa con las empresas españolas? La presencia de los presidentes y CEOs de las empresas del IBEX 35 en 2018 era la siguiente:

El 62% no tienen perfil ni en LinkedIn ni en Twitter

El 24% tienen perfil solo en LinkedIn

El 9% tienen perfil en LinkedIn y en Twitter

El 4% solo en Twitter

El 70% de los que están en LinkedIn tienen puesto la empresa en la que trabajan. El 30% restante tiene el perfil incompleto (sin datos básicos de su trayectoria profesional, logros, intereses, actividad).

Tienen perfil pero…

Una cosa es que tengan perfil y otra que sean activos. La realidad demuestra que la mayoría no publica nada o se limita a compartir contenido de la página de la empresa en la que trabajan. A continuación te explico los motivos.

No tienen tiempo

Los directivos se pasan la mitad de su jornada laboral asistiendo a reuniones. La otra mitad de su tiempo, están tomando decisiones estratégicas y dirigiendo equipos. No tienen tiempo para leer y responder su correo electrónico (por si no lo sabes, esto lo hace su secretaria), mucho menos para escribir artículos, publicarlos, responder a comentarios y seguir activamente a otras personas.

Además los directivos suelen ser adictos al trabajo. Salen tarde de la oficina y no tienen vida personal más allá de las cuatro paredes de su despacho. Si trabajan desde casa, entonces lo hacen 24/7. Por otro lado, para ellos es más importante controlar quién está calentando la silla la productividad de sus empleados que echar un vistazo a las RRSS.

No, no. En su escaso tiempo libre no se ponen a grabar vídeos para TikTok ni a hacer fotos bonitas para Instagram.

No saben crear contenidos, publicarlos y crear una legión de seguidores

Zapatero a tus zapatos. Ellos dirigen una empresa líder a nivel mundial y no tienen conocimientos especializados en comunicación y marketing digital. O quizás sí, pero su función es generar beneficios para los accionistas.

La gran mayoría son licenciados en ADE, derecho o en ingeniería. Aunque sean más o menos digitales, en general, salvo el CCO, desconocen los intríngulis de los algoritmos de las RRSS.

A pesar de eso, son conscientes de que representan a la empresa, que deben estar en el mundo virtual y que todo lo que comunican ayuda a visibilizar a la organización y a potenciar la marca corporativa.

Además las publicaciones de los directivos en RRSS son una herramienta para informar a los empleados de las novedades corporativas… una pena que los empleados se enteren por internet y no personalmente por sus jefes, en un Town Hall o como mínimo en el portal del empleado.

Cuando veas un directivo activo en LinkedIn y que además responde a comentarios, no pienses que es él quien está dándole a la tecla. Es el equipo de comunicación el que prepara los contenidos y gestiona su perfil. Así se evitan publicaciones desafortunadas a lo Donald Trump y se puede gestionar bien a haters y trolls.

Perfiles profesionales en redes sociales

Teniendo en cuenta que muchos CEOs y directivos de multinacionales son expatriados que no dominan al 100% el español, un truco para saber si son ellos los que gestionan o no su perfil, es fijarte en la redacción de sus publicaciones. Si no hay errores gramaticales, ortográficos o expresiones raras, entonces es que alguien le ha escrito o corregido el post antes de publicarlo.

En el caso de los directivos que sí publican por su cuenta, el 40% de sus publicaciones se limitan a compartir publicaciones de la cuenta de la empresa en la que trabajan (en raras ocasiones crean contenido propio) y recomendar algo interesante que vean en su timeline.

No les gusta la exposición pública

En general, a los directivos no les gusta la exposición pública en redes. Si el resto de los mortales debemos cuidar al máximo nuestra reputación digital, ellos más. Quizás este es uno de los motivos por los que pocos están en Twitter.

Si te fijas, en LinkedIn la mayoría de las personas que les siguen, recomiendan y comparten sus publicaciones son los empleados de la empresa. Estoy segura que más de uno lo hace por peloteo, jajaja.

Aquellos directivos que sí tienen vida personal, aficiones y les gusta estar al día de lo que pasa en el mundo virtual, a veces crean perfiles en Twitter con seudónimos y avatares. Esto les posibilita publicar lo que quieran y expresar opiniones como cualquier mortal, sin generar una crisis de reputación a la empresa o perder el empleo porque lo que ha puesto no le ha gustado al Presidente de la empresa o a los accionistas.

Pymes

El 99% del tejido empresarial español son Pymes, de las que la gran mayoría son microempresas.

A las personas que dirigen las Pymes les ocurre lo mismo que a los directivos de las grandes empresas. Bastante tienen con sacar a flote su negocio y no quebrar en la situación económica actual.

Aquí hay de todo, en función de la cultura digital del director general. Hay empresas con web, blog, newsletter y perfiles sociales activos. Empresas con una FanPage en Facebook o una cuenta en Instagram (que es más moderno). Por último, empresas con ficha en Google MyBusiness y ningún perfil en redes sociales.

En las Pymes es raro que haya un gran departamento de comunicación y marketing digital. Las más pudientes delegan en una agencia y las más cutres tienen a becarios realizando toda la gestión gratis. Entre esas dos opciones está la gran mayoría de Pymes, en las que es la secretaria-recepcionista-office manager-administrativa-contable la que se encarga de toda comunicación y marketing digital de la empresa.

Perfiles profesionales en redes sociales

No, no, no pienses que las secretarias somos unas intrusas y que gestionamos webs, blogs y RRSS en plan “cuñado”.

Del mismo modo que nos formamos en idiomas, gestión de proyectos, protocolo empresarial o contabilidad, lo hacemos en competencias digitales. Entre ellas están la comunicación y el marketing digital.

Pagamos de nuestro bolsillo cursos de social media, gestión de webs, etc. para poder desempeñar esta tarea de forma profesional porque el 73% de las empresas no da formación a las asistentes/secretarias (sino lo digo, reviento). 

Con estos conocimientos redactamos los contenidos de la web y de la newsletter de la empresa, publicamos en RRSS, llevamos la atención al cliente vía mensajes directos en perfiles sociales, editamos fotos y vídeos, enviamos la newsletter

¿Tienen los empresarios perfiles en RRSS? 

Lo tienen. En función de su nivel de cultural digital, tendrán perfil en LinkedIn, Twitter y alguna red social más donde estén sus contactos y clientes.

Están más o menos activos en función de su volumen de trabajo. A diferencia de las grandes empresas, son ellos los que gestionan sus propias cuentas. La secretaria y el becario ya van servidos con las redes de la empresa.

En LinkedIn comparten novedades sobre su empresa y tendencias sobre su sector. En Twitter lo mismo, aunque muchos también comparten opiniones y retuitean contenidos de otros que no siempre tienen que ver con su actividad.

Autónomos

¿Dónde tienen sus perfiles?

Depende de la actividad a la que se dedican y su nivel de cultura digital. A nivel profesional casi todos están en LinkedIn

El típico error de emprendedor novato es abrirse un perfil en todas las redes sociales y bombardear con contenidos tipo “apúntate a mi webinar”, “te regalo un ebook si te suscribes a mi newsletter”, “compra mi producto” o “contrata mis servicios”.

Pasados unos meses ya se va dando cuenta que no es necesario estar en todas las redes y que hacer spam no es la mejor estrategia para tener seguidores y clientes. Poco a poco empieza a interactuar, a compartir contenidos de otros y a estar activo solo en la red social en la que están sus posibles clientes.

Personalmente me resulta llamativo ver perfiles en Twitter que en la bio dicen p.ej. que son asesores y te ayudan a hacer crecer tu negocio y luego tuitean solo sobre política, fútbol o cualquier otro tema que nada tiene que ver con su profesión, especialidad o servicios. Ojo, digo asesor como podría decir cualquier otra profesión.

Por último, no me puedo olvidar de aquellos que están solo operativos en WhatsApp y lo utilizan a modo de newsletter, para enviarte promociones comerciales, sus eBooks, como su único canal de atención al cliente y hasta las fotos de su fin de semana.

¿Quién gestiona las redes sociales de los autónomos?

Al principio llevan ellos mismos sus perfiles, pero cuando empiezan a despegar, ya no les queda tiempo para estar enredando en las redes sociales. La prioridad es buscar clientes, generar cartera y facturar. 

Por otro lado, se dan cuenta que deben cuidar su presencia en redes sociales y dejar de publicar tuits sobre cualquier cosa. Al igual que los directivos de grandes empresas, tampoco son especialistas en redactar, publicar, gestionar comunidades, etc. 

Llegados a ese punto, cada vez más emprendedores y autónomos delegan en asistentes virtuales la tarea de la gestión de la web, blog y sus perfiles sociales. 

Perfiles profesionales en redes sociales

La asistencia virtual es una profesión cada vez más demandada. Las personas que se dedican a ella te llevan la contabilidad, agenda, correo electrónico, preparación de reuniones, organización de eventos … Como la mayoría de las asistentes virtuales trabajaron antes como secretarias por cuenta ajena, tienen sólidos conocimientos y experiencia previa gestionando la comunicación y el marketing digital. En definitiva, prestan un servicio más completo y asequible que el de una agencia de comunicación o publicidad.

Por cierto, si necesitas una asistente virtual, búscala en Instagram. Esa es la red social en la que están todas y de forma mucho más activa que en LinkedIn

Fuentes

Cómo son las marcas más valiosas en el entorno digital

Presencia de las empresas del IBEX35 en Redes Sociales

La evolución de las Pymes en España 

3 formas con las que los jefes pueden generar confianza hacia empleados y clientes en Twitter, Instagram o Linkedin

Tejido empresarial español – datos 03/2021 del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo a marzo 2021

Biografía de Erika Martín


Erika Martin, blogger en Anécdotas de Secretarias https://anecdotasdesecretarias.com e influencer en la profesión de asistencia a dirección. 

Deja un comentario